lunes, abril 12, 2010

Al carbón, ein Gedicht


Soenecken, Xerox, 1913



XEROX



Pues todo merma las ínsulas de lumen, breves naufragios entre el sentido y lo bisiesto. Nada es original en estos tiempos.
¿Sí en el origen la semilla? Cuando el basalto. Cuando la gula y el vacío.

Qué tormenta. Afuera la noche muestra sus agallas verticales. Branquias
son de otra anterior. La noche nos respira y en su vaho
intoxica al Nos.

En el veneno que retorna, tímpano que brilla no recuerda.

La copiadora entrega muestras de sal (herrumbre ahí, tejados), las reparte. Xerox es el vértigo de un dios que sueña en clones. Soy una arista de otro Soy que al guano apunta.

Letras se colapsan sobre letras, laja sobre piedra pómex, se imitan: forma espejos. La piel no se repite cuando encalla.

Si nada original en estos tiempos, un Yo saca la mano para decir agua va. En la húmeda y siniestra, por reptante, simple cauda, cae la marea de atomizar semejantes.

Del manglar a los desiertos repta un Ya de sílex. Quien afirma sabe del engaño. Quien afirma siempre niega la germinación del otro.

Macerando el jugo por la yugular, este cáliz.

para Maurizio Medo


2 comentarios:

GAB dijo...

Estupendo Daniel. Un saludo

Ludwig_AEO dijo...

Me gusta. Bien por ello.

PD: Felicidades por el premio otorgado este 2010. Un afectuoso abrazo.



... Ludwig AEO ...